sábado, 13 de junio de 2009

CONSTRUYENDO MIS RUINAS (reventada poesia)


vamos construyendo ruinas...
con la mirada asi de porno
unos pesos ocultos en un bolsillo zurdo
para comprar un papel...
asi la noche, dicha y hecha,
estira su raya fina
sobre las costas de un fernet.
(dura la piedra con dientes y ojos)
en Tucuman y Gallo
hay un bar sin nombre,
unos taxistas,
todos divorciados, cornudos, alcoholicos
y de aspecto mortecino
juegan al truco, discuten politica, futbol...
construyen ruinas.
y yo,
vomito palabras
me oscurezco, te juro, lo hago por casi nada.
es que arde la punta del sable
desde aquella, la ultima gota rancia
de sexo que deposite en tu boca...
me fui por las ramas
fume 44 cigarrillos y descubri
que los taxistas ya no estaban,
yiraban, yiraban
buscandote a vos
para llevarte a la villa
a pegar otra bolsa de cocaina
para llevarte perfumado
hasta el culo de tu novia
para ir al ciclo ese de poesia
de unos poetas
que se chupan sus propios penes
de leche ligth saborizada
y lloran la pena profunda
de no sentir nada...
de estar tan lejos...del Abasto.
y la noche se me acerca
tan putita vampiresca
me abre los ojos de un saque
me invita
me convida
a construir
mi propia ruina...

8 comentarios:

  1. Duro, tormentoso...

    Aún la noche mas oscura, deja ver por algún recodo, el incipiente brillo de la luna!

    Magah

    ResponderEliminar
  2. EXELENTE !!!!!
    Usted sabe perfectamente de lo que esta escribiendo , maravilloso !!!!!

    siga asi y otra vuelta pa todos carajo !

    ResponderEliminar
  3. - Amigo, calma, mira pa arriba, siempre hay alguna estrella. Desamparados Erker, andamos desamparados. Besos, querido Erker y dale pibe, mira para arribaAde

    ResponderEliminar
  4. trágico paseo por las ruinas del alma, tan abandonadas y a la vez tantas veces visitadas.
    Saludos amigo poeta

    ResponderEliminar
  5. Todos vamos, de vez en cuando, reventándonos la boca en sangre para esculpir con esos labios mal gastados, un sabor, una promesa, una caricia al menos en donde cobijarnos, amarnos y alcanzarnos. Es increíble que la poesía sea una construcción, una creación, y al mismo tiempo, el asentamiento de nuestras más certeras ruinas...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Los paseos nocturnos y mundanos, a veces, son los que nos hablan en un susurro al oído las intenciones del alma.
    Un abrazo, hermano.

    ResponderEliminar
  7. muchas miserías y demasiada hipocresía, la noche hace que resalten más los contrastes terribles de un mundo viciosamente perdido y resquebrajado.
    saludos.

    ResponderEliminar
  8. Al menos, a veces una invitación a la ruina es el abrigo de la oscuridad mas cruel... y suave. Besos

    ResponderEliminar