martes, 3 de febrero de 2009

OJOS MUDOS


a veces no hay nada que decir...
bloques de cemento, ventanas
con vista al asfalto...
ratas obsenas tomando cafe,
ritmo de cumbia-macumba
como trueno escupe una nave
en la tarde gris,
ella pelea con todos los espejos,
se perdio en el maquillaje y
no se puede encontrar...
un perro pasea a un tipo
que murio hace tiempo ya,
una piba de ojitos limados
por la calle encuentra
un tesoro de carton,
un dios meando la
cabeza de unos cuantos y
unos cuantos sobando
el pene de un dios...
a veces miras cien metros de pura baldoza
y te das por vencido...
no hay nada que decir.

1 comentario:

  1. caminando del lado salvaje, a veces no hay nada que decir, saludos

    ResponderEliminar